Pastoral Social

Sábado, 02 Agosto 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

 

La población no tiene un lugar seguro para refugiarse, cuando caen las bombas en aquella pequeña franja de tierra, densamente poblada, que es Gaza. Allí ven a su hijos asesinados, sus barrios arrasados y sus esperanzas de paz futuras destrozadas.

El campo de batalla son barrios llenos de niños, mujeres y hombres. Con hospitales abarrotados de heridos y muertos, escuelas bombardeadas, incluso cuando sirven como refugio.

Como Caritas, hemos exhortado al alto el fuego permanente, aunque sea solo un primer paso en el camino hacia una paz justa, que se base en negociaciones inclusivas en toda la región.

El camino de la reconciliación es largo, pero inicia dentro de nosotros mismos. Israel y Hamás, ¿ cómo es que miran ustedes la brizna que hay en el ojo de su hermano, y no reparan en la viga que hay en el propio? Lo que deberían hace es deponer las armas y tomar un binóculo, para comprobar que la mayoría de sus víctimas son personas inocentes.

Ésta es la tercera guerra en cinco años, entre Israel y los activistas de Gaza. Los palestinos de Gaza ya viven una vida en la que escasea el suministro de agua, la mayor parte de la comida proviene de las organizaciones humanitarias y está fuera del alcance de sus habitantes la dignidad de poder tener un trabajo.

Caritas facilita ayuda material y espiritual a la población de Gaza, en momentos de necesidad y desesperación .

Exhortamos para que se levante el bloqueo de Gaza y se permita a su habitantes proteger la propia vida y medios de sustento, con el fin de poder vivir una vida digna.

Cuando recientemente encontró a los presidentes de Israel y Palestina en el Vaticano, el Papa Francisco dijo: “Para conseguir la paz, se necesita valor, mucho más que para hacer la guerra. Se necesita valor para decir sí al encuentro y no al enfrentamiento; sí al diálogo y no a la violencia; sí a la negociación y no a la hostilidad; sí al respeto de los pactos y no a las provocaciones; sí a la sinceridad y no a la doblez”.

Como Caritas, rezamos por las paz en Tierra Santa. Rezamos por las familias palestinas y israelíes que han perdido a sus hijos, madres y hermanos y por los que han resultado muertos. Nuestras oraciones van a los niños que viven en el terror, cuyas cicatrices mentales seguirán siendo profundas, incluso mucho tiempo después de que termine esta guerra.

La Confederación Caritas envía su cariño y solidaridad a los empleados de Caritas que arriesgan su vida cada día trabajando en Gaza. Son personas que trabajan humildemente y sin tregua al servicio de Jesús, en las condiciones más difíciles que se puedan ustedes imaginar. ¡Que Dios les acompañe en cada paso que den! También rezamos por nuestros compañeros de Caritas Jerusalén y el apoyo vital que ellos ofrecen constantemente a los compañeros que trabajan en el terreno.

Mientras conmemoramos el Centenario de la I Guerra Mundial, recordamos las palabras del Papa Benedicto XV: “La fuerza puede reprimir el cuerpo, pero no puede reprimir las almas de los hombres” y rezamos porque a pesar de estos tiempos terribles de guerra y opresión, las almas de los palestinos y los israelíes seguirán siendo libres para creer en un futuro de justica y paz.

 

Martes, 22 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

Caritas está lanzando una llamada de emergencia para ayudar a la población de Gaza, que está sufriendo las consecuencias de dos semanas de conflicto.

Tras los ataques de Israel, más de 600 palestinos han resultado muertos y un número superior a las 100.000 personas han abandonado sus casas, buscando refugio en otros lugares. El número de víctimas de Israel es de 27 personas.

El P. Raed Abusahlia, director de Caritas Jerusalén, ha afirmado: “La mayoría de las víctimas son niños, mujeres y ancianos. Creemos firmemente que la Iglesia de Jesucristo no puede permanecer en silencio; no podemos quedarnos al margen, sin hacer nada.

“Hemos decidido intervenir rápidamente, porque las necesidades de la población de Gaza en el conflicto son cada día más apremiantes; vemos daños y destrucción generalizada por toda la Franja. Es necesaria nuestra intervención urgente en esta crisis humanitaria”.

“También estamos profundamente preocupados por lo que queda de la pequeña comunidad cristiana en Gaza, que está sufriendo igual que el pueblo palestino”.

El programa de emergencia de Caritas facilitará suministros médicos y medicamentos a cuatro hospitales, además de carburante para los generadores. Dos mil familias recibirán paquetes con ayuda alimentaria y 500 familias recibirán mantas.

Una segunda parte del programa, que será lanzada en tres meses, facilitará dinero en efectivo a unas 2000 familias. Tres mil familias recibirán paquetes con artículos para la higiene. También se intentará ofrecer apoyo psicológico a los niños y chequeos médicos para comprobar la salud de la población desplazada de Gaza.

El coste total de programa es de €1.130.855 (NIS 5.315.016).

La escalada de violencia de las últimas semanas tuvo su origen en la muerte, quemado, de un adolescente palestino, por parte de extremistas judíos. Al parecer, el chico fue asesinado para vengar el secuestro de tres jóvenes israelíes en Hebrón, que fueron luego asesinados.

Gaza ya estaba en una situación realmente dramática, porque lleva 12 en estado de sitio y ya ha sufrido tres guerras en ocho años.

La Franja de Gaza está considerado uno de los lugares más densamente poblados de toda la Tierra y sufre constantemente cortes en el suministro eléctrico, no hay abastecimiento agua potable, además de contar con alto índice de desempleo. Todo eso antes de actual conflicto. Esta guerra está empeorando la situación de la población de Gaza y ha terminado con los recursos disponibles.

Fuente: Caritas Internacionalis. www.caritas.org

 

Jueves, 24 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

Caritas Internationalis (CI) exhorta al consenso a ambas partes en el conflicto de Gaza, para un alto el fuego permanente, que permita el acceso a la ayuda humanitaria y la protección de los derechos humanos de los palestinos.

Caritas sigue trabajando en Gaza, sin embargo, los frecuentes bombardeos amenazan sus esfuerzos para hacer llegar ayuda esencial a la población de Gaza. Según fuentes de Naciones Unidas, más de 700 personas han resultado muertas, 4000 heridas y unas 140.000 desplazadas, en poco más de dos semanas de conflicto.

“La paz no se alcanzará nunca con el conflicto. Lo que se consigue así es solo tragedia: sufrimientos, pérdidas de vidas humanas, graves violaciones de los derechos humanos y daños profundos en las personas implicadas. Tenemos que creer en un futuro común para israelíes y palestinos y, como parte de la comunidad internacional, hemos de trabajar a todos los niveles: humanitario, político, diplomático y espiritual, con el fin de asegurarnos de que haya una oportunidad para alcanzar la paz en Tierra Santa”, afirma Michel Roy, Secretario General de Caritas Internationalis.

En una declaración oral conjunta de CI/Dominicos por la Justicia y la Paz, realizada el 23 de julio, en ocasión de una Sesión Especial del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, sobre la “Situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados, incluyendo Jerusalén oriental”, CI pide a las partes que respeten su obligación ante la Ley, el Derecho Internacional y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Se exhorta tanto a las Fuerzas de Seguridad de Israel, como a los grupos armados palestinos, que dejen ya de atacar a la población civil, porque su obligación es protegerla. Se exhorta a la comunidad internacional a que se mantengan los acuerdos de paz existentes y se busque una solución al conflicto. Para ello, sería necesario que Israel pusiera fin a la ocupación de los territorios palestinos.

Caritas ha lanzado recientemente una llamada de emergencia, pidiendo ayuda para sus programas en Gaza. La llamada, por valor de €1.130.855 (NIS 5.315.016), servirá a financiar ayuda alimentaria, asistencia y suministros médicos, mantas, artículos para la higiene, carburante para los generadores de los hospitales y terapia para los necesitados en la Franja de Gaza.

En ocasión del lanzamiento de la llamada de emergencia, el P. Raed Abusahlia, director de Caritas Jerusalén, dijo: “Hemos decidido intervenir inmediatamente, ante las necesidades de la población de Gaza, que se incrementan cada día; hemos visto daños y destrucción por todas partes en la Franja. Es urgente nuestra intervención en esta crisis humanitaria”.

 Fuente: Caritas internacionalis. www.caritas.org

Miércoles, 30 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

 

El Capítulo General de las Hermanas de la Caridad, Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen, reunido en Tours (Francia), Congregación presente en 36 países, entre ellos Irak desde 1873, manifiesta su honda preocupación ante la trágica situación de los cristianos de Irak.

Se une plenamente a la declaración de “profunda inquietud”, del Secretario General de las Naciones Unidas, M. Ban Ki-moon, de fecha 20 de julio, donde pide a los medios de comunicación nacionales e internacionales que den a conocer este “crimen contra la humanidad”.

Suplica a los gobernantes de las grandes potencias y de las Instituciones Internacionales que pongan todos los medios para detener esa masacre organizada de un pueblo, de una cultura y de una historia milenaria.

Pide también organizar una acogida rápida y digna de las poblaciones exiliadas y refugiadas.

El Capítulo General se une a todos los esfuerzos del Papa Francisco, de las Iglesias presentes en Irak, de las Conferencias Episcopales de los diferentes países, de la Orden de Santo Domingo, para denunciar estas violaciones de los Derechos Humanos fundamentales  y suplicar a los hombres de buena voluntad que trabajen por la paz para todos, a fin de que cada persona pueda vivir en su país con seguridad, en el respeto de su fe y de su identidad.

 

Viernes, 01 Agosto 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

SPP tamaño Noticia

 

 El año 2014, lo hemos denominado el AÑO DEL COMPROMISO CIUDADANO CON LA PAZ. Teniendo en cuenta los avances logrados en la agenda de conversaciones Gobierno-FARC y los puntos alcanzados para avanzar en un proceso de diálogo formal Gobierno-ELN,  redoblaremos los esfuerzos para que la ciudadanía en general se entusiasme y comprometa con rodear las negociaciones e incidir para que se encuentren prontamente puntos de acuerdo para ponerle fin a la confrontación armada.

Haremos que cada territorio local y regional sea un escenario de reconciliación, de participación, de construcción de consensos de tal forma que los aportes sociales de carácter local a la construcción de la paz sean más tangibles y decididos, evidenciando los beneficios que cada colombiano y colombiana, y la sociedad en su conjunto obtienen y obtendrán con el fin del conflicto armado, y la paz estable y duradera. 

 

Ganemos con la Paz…Reconciliémonos

Este lema envía un mensaje de inclusión presente y de esperanza futura, invitando a la ciudadanía a aportar a la construcción de la paz, pero también que con la paz se pueden obtener, construir y desarrollar escenarios de beneficio real en los planos económicos, sociales, políticos y culturales. El lema promueve la salida negociada del conflicto armado la paz como un gana-gana para todos los sectores sociales y expresa en pocas palabras un amplio consenso que toma en cuenta el sentir en los principales espacios de articulación del movimiento de paz, y se inscribe en medio de las circunstancias excepcionales que se están viviendo este año 2014 en relación con los diálogos de paz y el anhelo de convivencia en la vida cotidiana. 

 

¿Qué es la Semana por la paz?

La Semana por la Paz es un escenario que busca hacer visibles los procesos y esfuerzos de miles de personas y organizaciones de la sociedad civil que trabajan por el logro de la paz, la transformación pacífica de los conflictos  y por la construcción de iniciativas para dignificar la vida. Desde 1987 y de manera ininterrumpida, un grupo de organizaciones sociales y comunitarias, regionales y nacionales, defensoras de los Derechos Humanos, constructoras de paz, instituciones educativas, artistas, medios de comunicación, organizaciones gremiales, entre otras, dinamizadas en diferentes momentos de la historia por el Programa por la Paz de la Compañía de Jesús, REDEPAZ y el Secretariado Nacional de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Colombia, van llenando año a año de contenido y sentido esta Semana, abordando diferentes temáticas relacionadas con la realidad del país.

 

Afiche spp  miniatura para descarga Descarga aquí el afiche de semana por la paz 2014

 

 

 

Lunes, 21 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

Se estima que la Iglesia Católica ofrece hasta un 25 por ciento de la atención de todo el mundo para las personas que viven con el VIH, especialmente en los países en desarrollo.A la luz de la atención de la Iglesia, la compasión y el extenso trabajo sobre el VIH y el SIDA, una conferencia se llevará a cabo este mes. Bajo el título La intensificación: Recordando los panes y los peces, se realizó una conferencia que reunió a las personas que se dedican a dar respuestas basadas en la fe para el virus del VIH y Sida.

Este evento, patrocinado por Caritas Internationalis, Caritas Australia, San Vicente de la Salud de Australia y la Red Católica Mundial sobre el VIH,  analizó las mejores prácticas en las intervenciones contra el VIH y el SIDA, los avances científicos, actividades de promoción con las empresas farmacéuticas, las cuestiones éticas y el financiamiento para programas Católicos de VIH y SIDA. Este evento es precursor de la Conferencia Internacional sobre el SIDA 20, que también se celebrará en Melbourne a finales de julio.

Monseñor Robert Vitillo, asesor especial de Caritas Internationalis sobre el VIH / SIDA y la salud, y el Jefe de Delegación ante las Naciones Unidas en Ginebra, participó en Melbourne de la pre-conferencia y estará en la conferencia de la ONU. Moseñor Vitillo señaló que, desde la Conferencia Internacional sobre el SIDA 2012, la Iglesia ha sido testigo de una disminución de los fondos para muchos sistemas que basados en la fe proporcionan tratamiento, atención y apoyo para las personas que viven con el SIDA y el VIH y sus familias. "Continuamente se nos pide hacer más con menos '", afirmó Monseñor Vitillo.

"La situación nos recuerda uno de los milagros más conocidos de Jesús: La multiplicación de los panes y los peces, que es uno de los pocos milagros que se relatan en los cuatro evangelios. En él, a los discípulos se les da una tarea que parecía imposible: para alimentar a una multitud de más de 5.000 personas con sólo cinco panes y dos peces. La tarea les abruma, pero Jesús les muestra que es posible ".

Del mismo modo, los organizadores previos a la conferencia creen que, si bien aún quedan retos considerables, la Iglesia puede usar la parábola como una inspiración para acelerar el ritmo de sus esfuerzos, Monseñor Vitillo hace eco de esta creencia.

"Esta conferencia fue importante para Australia y para toda la región del Pacífico, porque es la primera vez que una conferencia internacional del VIH y el SIDA de este tamaño se celebra en la región. Además, proporcionó una oportunidad para promover el cambio de comportamiento para evitar una mayor propagación del VIH en la región. Sin duda habrá desafíos a lo largo del camino, pero la espiritualidad de los "panes y los peces" nos guía en nuestros esfuerzos por 'aumentar el ritmo' ".

"La preonferencia también nos ayudó a salvar vidas a través del diagnóstico precoz y el tratamiento del virus, y para difundir el mensaje de la atención y la compasión sin prejuicios de la Iglesia por los que viven con o están afectados por el VIH y el SIDA."

"También fue una oportunidad para que los investigadores presenten sus últimos descubrimientos. Esto es muy valioso para el desarrollo de tratamientos, las posibles vacunas y una posible cura. Esperemos que estas discusiones nos muestren cómo la Iglesia puede mantener un equilibrio entre la promoción enfocada para su misión y servicios y las peticiones de aquellos que buscan la salud, la curación y el pleno goce de su dignidad dada por Dios ", agregó.

"Con la salud y los servicios sociales de todo el mundo, la Iglesia Católica ha sido fundamental en la conducción de un enfoque integral para la prevención, atención y tratamiento a todos los afectados por la epidemia. Esto incluye a las comunidades rurales en algunas de las zonas más aisladas del mundo. "
 
"Muchas de las comunidades más afectadas se encuentran en el umbral de Australia, la región Asia-Pacífico". Según explica Mons. Vitillo, "las necesidades de las comunidades de esta región han sido olvidados por algunos, que es por eso que es importante continuar con los programas de tratamiento y otros esfuerzos. "

"Debido a que gran parte de la carga del VIH es en África, hay una gran cantidad de atención en ese continente, pero no tanto en la región del Pacífico. Creo que es realmente importante para los australianos para poder hablar de cómo han respondido bien y sobre lo que aún queda por hacer en respuesta a esta epidemia que amenaza la vida ", dijo y agregó :"Los australianos pueden asociarse con otros países de la región del Pacífico para hacer frente a los problemas del VIH y el SIDA de manera más eficaz."

Fuente: Caritas Australia. http://www.caritas.org.au/learn/newsroom/news-detail?ID=f8c33112-5792-4905-a9a8-c4b8a0af57ea

 

Jueves, 17 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, desde que el SIDA apareció en la humanidad a causa de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), 36 millones de personas han muerto por motivos relacionados. A pesar de que no existe una cura definitiva, hoy en día el VIH es considerado como una enfermedad crónica. Gracias a los avances científicos, las personas pueden encontrar esperanzas por medio de tratamientos antirretrovirales, que mejoran su calidad de vida. Infortunadamente, en países de ingresos medios y bajos aún existen múltiples barreras en el acceso al tratamiento integral, situación que afecta la vida de las personas infectadas.

En 2012, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que en países de ingresos bajos y medios alrededor de 9.7 millones de personas infectadas por el VIH recibieron terapia antirretroviral sin que se hayan divulgado las dificultades que tuvieron para acceder a un tratamiento integral garantizado y continuo. Según la OMS, la entrega de este tratamiento depende de los sistemas de salud de cada país.

Pese a los grandes avances científicos, la gente hoy sigue muriendo de SIDA; muchas personas viven con VIH y no lo saben, mucho menos conocen de qué se trata este tipo de infección. Cada 1° de diciembre se realiza una campaña anual para sensibilizar al mundo acerca de esta realidad. Sin embargo, esto no es suficiente y se requiere seguir informando a los diferentes sectores de la sociedad.

La situación en Colombia

En 2013, se reportaron en Colombia 8.208 casos, de los cuales 5.958 correspondían a hombres. Los lugares con mayor prevalencia son las ciudades, en donde se concentra el mayor grupo de pacientes y en donde se recibe el tratamiento directo a través de entidades prestadoras de salud.

Según datos de ONUSIDA, se estima que en Colombia 150.000 personas están viviendo con VIH y Sida. Es preocupante que puedan estar transmitiendo la infección al desconocer que portan el virus o porque, teniendo conciencia de ser portadores, toman la decisión de seguir teniendo relaciones sexuales sin medidas de protección y cuidado como un tratamiento integral.

La población más vulnerable se encuentra en el rango de 15 a 44 años, por ser sexualmente activa; sin embargo, en los últimos años el Ministerio de Salud ha señalado que existe un incremento en adultos mayores de 45 años, relacionando como detonante de lo anterior el uso de medicamentos como el Viagra, que estimulan las relaciones sexuales. Este fenómeno es llamado por el ministerio: “VIH Azul”.

Según el Director de ONUSIDA para Latinoamérica, Colombia se ha convertido en el tercer país con presencia de casos de VIH en la región: 8.000 nuevos reportes se han registrado en 2014. Se vienen impulsando diferentes estrategias de prevención, una de las cuales es el tratamiento retroviral como medida preventiva para evitar nuevas infecciones. Con esto se disminuye el riesgo de presunta exposición al virus antes de 72 horas (en casos de violaciones u otros casos de transmisión y en parejas donde una de las dos personas vive con VIH).

En algunas ocasiones, la persona que porta el virus se ve obligada a mantener en reserva su diagnóstico. Ocurre en el medio laboral para evitar despidos o estigmatizaciones. Esto dificulta el cumplimiento de citas médicas e incide en la pérdida de adherencia al tratamiento, en un aumento en el deterioro de la salud e, incluso, en la muerte. Adicionalmente, las conductas discriminatorias, hacen que las personas que viven con VIH y SIDA se aíslen socialmente.

Formación, una respuesta efectiva

Caritas Internationalis, organización caritativa de la Iglesia Católica en el mundo, ha manifestado durante más de 25 años la ternura y la cercanía con aquellas personas que viven la realidad del VIH y Sida. El Cardenal Oscar Rodríguez Madariaga, presidente de Caritas Internationalis, señalaba hace algunos meses que “mediante la acción directa, en 116 países del mundo se ha dado el testimonio del amor de la Iglesia para estas personas, quienes han de vivir con esa carga que es la amenaza del virus. El VIH causa incertidumbre e inseguridad, tanto por el propio futuro, como por la respectiva familia y puede provocar serias enfermedades e incluso la muerte”.

Por su parte, el Episcopado Colombiano, a través del Secretariado Nacional de Pastoral Social/Caritas Colombiana anima la formación y sensibilización sobre el tema VIH y Sida, una realidad con la cual la Iglesia Católica en Colombia ha estado comprometida desde hace varios años. Actualmente es muy urgente la orientación en rutas de atención y medidas de prevención en el marco de la promoción y defensa de la dignidad del ser humano. Por eso es una de las prioridades del acompañamiento de Pastoral Social a quienes trabajan directamente con personas que viven con VIH y SIDA o están en riesgo de adquirirlo.

Monseñor Héctor Fabio Henao, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social/Caritas Colombiana, realizó un llamado a la solidaridad en el Día Mundial de las respuestas frente al VIH y Sida en el 2013, expresando el compromiso de la Iglesia en orden a responder a esta situación: “Desde las organizaciones sociales y caritativas de la Iglesia Católica seguiremos anunciando a Jesucristo que vino para que «todos tengan vida en abundancia»; continuaremos fortaleciendo las instituciones que acogen con el amor de Dios a quienes viven con el virus del VIH y SIDA y los protegen; animaremos a las comunidades cristianas a dar testimonio de acogida como verdaderos hermanos, dignos de respeto y de atención a aquellos que sufren”.

En la actualidad, Pastoral Social implementa acciones de sensibilización y reflexión sobre el tema en el Caribe, Centro, Tolima Grande y Valle del Cauca. En estos espacios se ha identificado la necesidad de formación respecto a esta temática y respecto a atender a las comunidades a través de una orientación adecuada para el acceso y ejercicio del derecho a la salud, en rutas de atención y en elementos esenciales que les permitan dar una respuesta sistemática efectiva.

Con el ánimo de seguir posibilitando un acercamiento a esta realidad, se continuará capacitando a  agentes pastorales desde los aspectos básicos de la infección. También se ofrecerán elementos en una perspectiva de valores que permita acompañar a las comunidades, posibilitando la integración de redes y alianzas estratégicas para responder de manera eficaz a este fenómeno mundial.

La siguiente historia de vida es un elemento importante para la sensibilización. Se comparte con agentes pastorales para romper el temor sobre esta realidad del VIH y SIDA:

Hace 15 años me infecté de VIH. Al principio fue una noticia devastadora; nunca la esperé, tal vez porque pensaba que eso le pasaba solo a otras personas. Tenía 19 años, no sabía cómo iba afrontar tal suceso en mi vida, me sentía muy culpable y me alejé de la gente, aislándome. Me sentía solo y alguien me brindo esperanza… Recuerdo aquel día, leyendo la Biblia, esperando respuesta a mi necesidad encontré este claro mensaje: ¡No moriré, sino que he de vivir para contar lo que el Señor ha hecho! (Salmo 118, 17). Decidí creer el mensaje de Dios, quien llenó mi vida y me permitió resurgir, ofreciéndome la posibilidad de brindar esperanza a las demás personas.

Escrito por: Gustavo Motta Díaz, Especialista proyecto VIH y SIDA, Pastoral Social/Caritas Colombiana.

 

Lunes, 21 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

Una semana de bombardeos de Israel en Gaza han dejado un balance provisional de más de 200 muertos y decenas de miles de desplazados . Casi un millón de personas no tienen suministro de agua. Caritas está intentado ayudar a la población de la mejor posible. Ameen Sabbagh, coordinador de Caritas Jerusalén, nos muestra que la población de Gaza necesita mucho más que alimentos, agua y refugio.

Mientras terminaban las oraciones de la tarde, el pasado sábado 12 de Julio, una bomba alcanzó la casa de unos parientes del Jefe de la policía de Gaza, matando al menos a 18 miembros de su familia e hiriendo a otros 50.

Fui a visitar a la familia para comprobar qué es lo que podía hacer para ayudar. Vi a Ismael, sentado en una silla de plástico, frente a la casa destruida; parecía desesperado, confuso y ausente. Estaba conmocionado. No pude encontrar palabras adecuada para manifestarle mi pésame. Solo le estreché la mano y me senté junto a él. Él estaba cabizbajo, mirando fijamente el suelo.

Después de unos momentos, me levanté, le agarré la mano y le bese en la cabeza. Ése fue el tipo de nuestra conversación – comunicación sin palabras – a veces el silencio habla más fuerte que las palabras.

Estuve dando una vuelta por los alrededores, para seguir con mi evaluación de ese día, un niño de unos 12 me acompañaba (Mohammad, uno de los vecinos) el niño no necesitó ningún gesto de aprobación de mi parte para empezar una conversación : “Me puse a llorar cuando vi la destrucción de la casa, Yo sabía que mi amigos y vecinos habían muerto. ¡Mi padre me dijo que me levantara para ayudarles! Fuimos corriendo a la casa, entre los escombros y el polvo, se podían ver trozos de cuerpos humanos. Yo solo quería escapar de allí corriendo, pero no lo hice, tenía que ser fuerte y no era la primera vez que era testigo de tanto caos. Ésta es mi tercera guerra en Gaza y sólo tengo 12 años”, dijo él.

Luego él empezó a bombardearme a mí con preguntas que no pude absolutamente responder: “¿Cuántas guerras más tendré que ver todavía? ¿A cuántos bombardeos aéreos podremos sobrevivir? ¿Cuándo terminará todo esto? ¿Cuándo podré disfrutar de mi infancia y jugar en la calle, como hacen otros niños de mi edad? ¿Qué será de nosotros? ”.

Yo le hice a él otras preguntas, para cambiar de tema y él me respondió de buen grado. Me alegró comprobar que parecía más tranquilo, después de hablar conmigo, aunque no le pude decir mucho, ni hacer nada para consolarle.

Caritas Jerusalén ha lanzado una llamada pidiendo ayuda de emergencia para Gaza, con alimentos, medicinas, dinero contante, para responder a las necesidades básicas. Sin embargo, a veces, lo que la gente necesita es un oído que escuche, una mirada solidaria o solo una palabra amable. A veces, pequeños gestos de amabilidad, son más eficaces que toda la ayuda material que podamos ofrecer a las personas necesitadas.

Fuente: Caritas Internacionalis www.caritas.org

 

Jueves, 17 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

En el marco de la agenda del encuentro “Colombianito”, que se lleva a cabo en Quito con miras al VXIII Congreso Latinoamericano y del Caribe de Cáritas, los 5 países integrantes de la Zona Bolivariana compartieron los avances en el trabajo concentrado en la región Amazoníca y el acompañamiento a las comunidades andinas frente a los impactos del Cambio Climático.

PERU

La Pastoral Social enfatiza sus empeños en contrastar los impactos del cambio climático en las zonas de selva bajo y el alto andino.

Las acciones incluyen un enfoque agroecológico que promueve la adaptación de cultivos al cambio climático. Otra de las estrategias es generar capacidades para la seguridad alimentaria, promover la incidencia política desde las comunidades y lograr el empoderamiento. Estas estrategias incluyen la sensibilización y concientización en las familias sobre el impacto del cambio climático y su incidencia en la vida cotidiana, factor que incide en la salud, la vivienda y la producción de los habitantes de la región.

Los desafíos para Pastoral Social implican la incidencia sociopolítica y económica, a nivel nacional y local para la detención de medidas extractivas. La incidencia para lograr estrategias de inversión pública y el cambio de la matriz energética, pero sobre todo, el acompañamiento social y comunitario a las poblaciones más afectadas.

VENEZUELA:

El trabajo sobre la custodia de la región amazónica en el hermano país de Venezuela apenas comienza. Los primeros pasos ya se están dando: el esfuerzo actual se centra en la visualización de las prácticas extractivas. Pastoral Indígena es quien aborda el tema amazónico.

 BOLIVIA:

Las políticas extractivistas han irrumpido de una manera violenta en los territorios amazónicos, afectando a muchos pueblos, comunidades  y familias.

Las Pastoral Social Cáritas en Bolivia encuentra  desafíos urgentes en estos contextos que ya se han comenzado a trabajar. La implementación de la Pastoral de la Tierra Ecológica y Medio Ambiente, que está consolidando la organización de agentes pastorales defensores de la creación visibiliza una acción decidida de la Pastoral sobre estos desafíos concretos.

Se inicia con  el análisis de la problemática medio ambiental en la zona amazónica para la incidencia, la articulación con la pastoral indígena, la movilización social, pero sobre todo el  proceso de fortalecimiento organizacional para defensa de los derechos y territorios.

Las propuestas concretas buscan acompañar y asesorar a los pueblos indígenas, mapear la presencia de la iglesia y sus obras en la zona, impulsar creación de una red de iglesia y otras instituciones.

Todo ello generará una propuesta integral para el desarrollo de la Amazonía, desde su realidad y con su identidad.

 COLOMBIA:

Se identifica que el 41% del territorio nacional es Amazonía. En este territorio se  visibiliza la bonanza extractiva y boom minero energético, pero a su vez, el desorden en el poblamiento de la zona, la inequidad, la pobreza, la violencia y otros problemas socio económicos.

Los avances sobre el tema amazónico implican una mirada integral de lo que significa la Amazonía, ello se ha reflejado en un proceso de reflexión del Arzobispado y un alto compromiso de los obispos para trabajar en ello. Este interés ha generado acciones como el intercambio de experiencias, el análisis de la realidad del contexto, la identificación de acciones comunes que pueden aportar a la Amazonía.

Los compromisos que se asumen se encaminan a pensar en una Pastoral Amazónica, con un norte común, la  vivencia de la Fe, la protección y defensa del territorio, poniendo como eje transversal los derechos humanos y desarrollo humano integral ante la invisibilización de la población que habita esta zona.

Además es un llamado a una presencia de la iglesia de cara a una mirada integral que tiene mucho que decir y mucho que aportar.

ECUADOR:

Ecuador  inicia el trabajo desde la RED Zona Oriente, que vincula a los vicariatos de las 5 provincias amazónicas del país.

La idea es centrar los ojos en la Amazonía y su realidad, que ha sido concebida históricamente como patio trasero y que busca avanzar hacia una mirada integradora, como plaza central. Las acciones que se emprenden están vinculadas a la defensa de la vida, promoción y afirmación de las identidades territoriales y fortalecimiento del tejido social.

Los componentes del trabajo articulan los ejes de formación, en torno a una reflexión profunda y participativa  de la realidad amazónica. La segunda es una estrategia comunicacional que pueda articular acciones en favor de la defensa de la identidad, la vida y el territorio, así como la recuperación de toda la memoria histórica comunitaria.

Los objetivos son más ambiciosos, se busca fortalecer la RED PANAMAZÓNICA que camine decididamente en favor del respeto a la creación, promoviendo un verdadero desarrollo  humano integral en clave amazónica, desde las posibilidades y potencialidades de ese ser y hacer.  

 

Martes, 15 Julio 2014 Publicado en Noticias y Eventos ¡Escribe el primer comentario!

En el marco del “Colombianito” de la Zona Bolivariana, Monseñor José Luis Azuaje, presidente de Cáritas América Latina y el Caribe brindó alguna pautas y orientaciones para la vivencia del discipulado misionero en el contexto actual.

En este espacio, Monseñor Azuaje, resaltó la importancia de un discernimiento espiritual permanente de la realidad y destacó las opciones definidas que determinan el llamado de quienes deciden seguir a Jesús: “La opción por una vida digna constituye la identidad del dicípulo misionero, esta es la sostiene la opción por los pobres y la opción por una espiritualidad Pascual , sustentada en la misericordia y la ternura” , expresó Monseñor Azuaje en su reflexión.

Finalmente, Monseñor Azuaje brindó un enfasis en las actitudes del discípulo misionero para iluminar sobre “El matiz integral que la iglesia nos propone para caminar en nuestro servicio por la caridad”:

a. El Discípulo misionero tiene una doble obediencia a Dios y al pobre

b. Disponibilidad permanente de escuchar el Espíritu.

c. Ser con los otros, a imagen de Jesús y no solamente para los otros.

d. Ser discípulo misionero como María, anunciar a Jesús y darlo a conocer.

Descarga aquí el audio de esta reflexión.